Bienvenidos al debate electrónico de los pensadores del Sur con el enfoque ¨La desigualdad en el desarrollo humano¨, llevado a cabo del 18 de junio al 2 de julio 2019.

El Informe del Desarrollo Humano (InDH) 2019 abordará el asunto de la desigualdad en el desarrollo humano. Se enfocará en entender las dimensiones más importantes de la desigualdad, y examinará su efecto al desarrollo humano. El informe irá más allá de la desigualdad de ingreso, estudiando otras dimensiones de como la educación, la salud, el acceso a la tecnología, y los choques económicos tanto como los que son relacionados al cambio climático.

El informe presenta un análisis comprensivo global sobre la desigualdad en el desarrollo humano, siguiendo la tradición de los InDH que van más allá del análisis sobre el crecimiento económico y el ingreso. También adopta perspectivas nuevas y en el marco de su elaboración se establecen nuevas colaboraciones con líderes y pensadores globales. El nuevo InDH adapta y expande el marco teórico del desarrollo humano al análisis de la desigualdad.

Las principales innovaciones incluyen:

· Un nuevo marco de análisis que embarca la complejidad de nuestro mundo, identificando nuevas formas y tendencias de la desigualdad.

· El uso de nuevas fuentes de datos y la apreciación del rol de las nuevas tecnologías.

· Un análisis sobre las causas y consecuencias de la desigualdad humana que lleve a opciones políticas con el fin de reducir la desigualdad al nivel nacional y global.

A través de los insumos de los pensadores del sur basados en centros de estudio u organizaciones no-gubernamentales, el debate en la plataforma electrónica busca examinar las diferentes experiencias regionales y caminos históricos que han llevado a los actuales patrones de desigualdad.

El diálogo se enfocará alrededor de las siguientes preguntas:

1. ¿Cuáles son los desafíos más grandes que hacen de la desigualdad una prioridad en la agenda de desarrollo?

2. ¿Cuáles son las nuevas tendencias y desafíos que afectarán a la desigualdad en el futuro cercano, y qué se puede hacer para mitigar su efecto?

3. ¿Qué tipo de datos nuevos están disponibles en la región, y cuáles políticas innovadoras han sido exitosas en disminuir la desigualdad?

4. ¿Cuáles son las ventajas y desafíos al incluir países norteños en arreglos de cooperación triangular, considerando los patrones actuales de desigualdad?

El debate será moderado por Dr. Tanni Mukhopadhyay, investigadora senior y especialista en políticas públicas y Dr. Christina Lengfelder, analista de investigación, ambas de la Oficina de Desarrollo Humano de PNUD en Nueva York. La facilitación será coordinada por UNOSSC.

Las contribuciones al debate electrónico nutrirán al InDH 2019. Adicionalmente, se está organizando una consulta de seguimiento durante el Foro Político de Alto Nivel en julio 2019 en la que se invitarán participantes seleccionados (los detalles se comunicarán más adelante)

 

Files

Comments (5)

Dr. Christina Lengfelder Moderator

Hablemos sobre las políticas públicas! En su país, ha habido alguna política pública que ha sido especialmente exitosa para reducir la pobreza? Cuál fue y a qué se debía ese éxito según usted?

Dr. Christina Lengfelder Moderator

En la plataforma en inglés había un comentario sobre las desigualdades que se encuentran entre diferentes grupos, o sea, indígenas y no-indígenas, gente con discapacidades, diferentes razas etc. En la literatura, este tipo de desigualdad es conocido como desigualdad horizontal. No se encuentra mucho análisis cuantitativo sobre este tipo de desigualdad, ya que los datos disponibles son escasos, a veces antiguos o de calidad deficiente. Que experiencia tienen ustedes con este tipo de desigualdad? Lo encuentran importante/ significativo en su país/ región? Si alguien sabe de una buena base de datos o algún documento citable sobre las diferencias entre grupos, un comentario también sería muy bienvenido!

Dr. Christina Lengfelder Moderator

Muchas gracias Lilliam! Excelente el comentario. Lo tomaremos en cuenta para el informe. 

Lilliam Arrieta de Carsana

La 4ª revolución industrial podría acrecentar más algunas desigualdades entre países desarrollados y países en vías de desarrollo, así como la brecha laboral entre hombres y mujeres, con el consecuente impacto que el acceso a un trabajo tiene también para la reducción de la pobreza. A nivel mundial, a pesar de los notables aportes que muchas mujeres han realizado a las ciencias y tecnología, el número de mujeres en carreras relacionadas con ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, o STEM por sus siglas en inglés, es todavía muy inferior al número de hombres.  Según estudios de distintas organizaciones, incluyendo la UNESCO y el Foro Económico Mundial, actualmente, las mujeres representan menos del 30% de la fuerza laboral en las carreras relacionadas con STEM[1].  
Esta nueva revolución anuncia cambios positivos y negativos para hombres y mujeres en muchos ámbitos. En el ámbito laboral surgirán nuevas fuentes de empleo, pero también desaparecerán muchas otras.  Las nuevas fuentes de empleo estarán principalmente relacionadas con tecnologías novedosas y con trabajos que requerirán, en su mayoría, conocimientos relacionados con STEM, profesiones en las que las mujeres somos minoritarias.  A título de ejemplo, el Informe Global sobre la Brecha de Género del Foro Económico Mundial 2018 -FEM 2018- indica que solo un 22% de trabajos relacionados con inteligencia artificial están siendo desempeñados por mujeres, mientras que un informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, indica que en 2016, solo el 6% de las aplicaciones móviles o apps estaban siendo desarrolladas por mujeres[2]. Por su parte, la Robotics Business Review informa que en una competencia reciente sobre robótica, de 444 participantes, solo 23 fueron mujeres[3]. En pocas palabras, si no aumentamos la participación de la mujer en profesiones relacionadas con STEM, la 4ª revolución podría impactar mucho más negativamente las oportunidades y condiciones laborales de las mujeres que las de los hombres, con el consecuente incremento de la desigualdad. 
Charles Darwin es conocido, entre otras cosas, por explicar que las especies con mayor capacidad para adaptarse a las transformaciones de su entorno tienen más probabilidades de sobrevivir, por lo que hombres y mujeres debemos adaptarnos a los cambios que la 4ª revolución trae consigo, si queremos sobrevivir, laboralmente hablando. Sin embargo, dado que estos cambios no nos afectarán a todos por igual y que algunos grupos, como las mujeres, podríamos sufrir mayores consecuencias negativas, es necesario adoptar soluciones diferenciadas y es necesario adoptarlas ya.  El citado estudio del FEM indica que las medidas para reducir la brecha laboral y evitar que las oportunidades laborales de las mujeres se deterioren son medidas ganar-ganar, ya que los países más competitivos a nivel global son aquellos que generalmente invierten en su capital humano, implementando medidas para fomentar la participación equitativa en el ámbito laboral 
 

Dr. Christina Lengfelder Moderator

Estimad@s coleg@s,
Bienvenidos al debate electrónico sobre el tema de la desigualdad en el desarrollo humano. El debate se basa en una consulta para el nuevo Informe de Desarrollo Humano (InDH) de PNUD. Estamos en el proceso de escribir el informe, tratando de entender a los conductores e impactos de alto niveles de desigualdad entre diferentes personas, grupos y países que persisten a través de generaciones. Mientras que tradicionalmente el enfoque ha sido en niveles de pobreza y su erradicación, últimamente los niveles de desigualdad se han vuelto cada vez más importantes, especialmente mirando a los grupos tradicionalmente excluidos y marginalizados. Los nuevos determinantes de desigualdad – la tecnología y el cambio climático - juegan papeles claves en esto. Muchos tipos de desigualdades nacen temprano en el ciclo de vida y persisten durante muchos años hasta la vejez, creando círculos viciosos que son difíciles de romper sin intervenciones políticas específicas. 
Con este debate electrónico buscamos entender las perspectivas de los pensadores del sur en relación a la desigualdad, obtener nuevas ideas para intervenciones políticas que hayan sido exitosas en diferentes países, y de esta manera intercambiar nuestras experiencias a través del diálogo Sur-Sur. También estamos buscando nuevos bases de datos que midan diferentes tipos de desigualdad, no solo del ingreso, sino también de otras dimensiones del desarrollo humano.
Estamos esperando sus insumos para avanzar en el desafío de conceptualizar, analizar y medir la desigualad en el desarrollo humano, enfocándonos hacía adelante en la búsqueda de medidas que puedan reducir los altos niveles de desigualdad, tanto entre individuos como entre diferentes grupos y países. 
Saludos cordiales
Christina
 


Please log in or sign up to comment.